Ilustración Digital «la vida es…»

0

El encargo para la siguiente ilustración digital tenía su dificultad. Se trataba de ilustrar un texto con una gran carga sentimental para María: fue lo último que le escribió su madre, hace muchos años en un cuaderno escolar, cuando María pasaba por un mal momento. Ella siembre había creído que se trataba de una poesía escrita por su madre pero después descubrió que, en realidad, su autora era la Madre Teresa de Calcuta, aunque con pequeñas variaciones. En cualquier caso, para ella este texto es un motivo de inspiración y de esperanza cuando pasa por malos momentos.

Para mí tenía la complejidad de saber captar ese valor sentimental, esa motivación y esperanza que le transmitía a María, sin caer en el más puro estilo Mr. Wonderful. Ese es el problema de los textos motivacionales y de auto-ayuda, si les quitas su valor sentimental o lo que realmente significan para la persona, se pueden volver fácilmente tazas o cuadernos con mensajes cuquis. Y yo no quería caer ahí.

La poesía a ilustrar

El texto era el siguiente:

La vida es una suerte, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es bienaventuranza, saboréala.
La vida es un sueño, hazlo realidad.
La vida es un desafío, afróntalo.
La vida es un deber, cúmplelo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es amor, gózalo.
La vida es misterio, descúbrela.
La vida es una promesa, cúmplela.
La vida es tristeza, véncela.
La vida es himno, cántalo.
La vida es aventura, vívela.
La vida es, combate, acéptalo.
La vida es felicidad, merécela.

El proceso

Los primeros bocetos incluían a María encogida y creciendo estirada mientras emanaba luz del pecho. Pero, cuanto más me acercaba a su cara, más me gustaba el resultado.

Bocetos a lápiz para la ilustración "la VIDA es".

Bocetos a lápiz para la ilustración «la VIDA es».

El resultado

Así que, al final, opté por los primeros planos. Abajo, tapada por sus manos, María está triste, encogida, asustada. Arriba sonríe y su cara se ilumina. Pero están unidas porque son la misma María. La vida tiene momentos de tristeza y de alegría pero tenemos que ser capaces de crecer sobre nuestra tristeza para levantarnos y vivir.
El pelo es morado y se convierte a los lados en ramas: desnudas en la parte inferior y llenas de flores y pájaros de la felicidad en la parte superior.

El texto: «la VIDA es…» actúa como separación y, al mismo tiempo, como nexo de unión de las dos Marías, la triste y la contenta. Porque la vida es ambas cosas y ambas son dos caras de la misma moneda.

Y, por último, arriba y abajo, todas aquellas cosas que la madre de María le dejó escrito sobre cómo la vida de María sería.

Ilustración digital "la vida es" basada en poema de la Madre Teresa de Calcuta.

Ilustración digital «la vida es» basada en poema de la Madre Teresa de Calcuta.

Se trata de una ilustración digital realizada utilizando Procreate y Photoshop.

Comparte.

¿Qué opinas? Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.